Ansiedad en el embarazo, ¿qué hacer?

Ansiedad embarazo

El embarazo para muchas mujeres, es un momento que se vive con mucha ilusión y alegría.  Pero también es una etapa que supone muchos cambios en la vida de una mujer y una familia, cambios físicos y emocionales. Por lo tanto es normal que surjan  dudas,  miedos e  incertidumbre que se expresan en  preocupación por la salud del bebé, temor respecto al parto, dudas de cómo será la vida, cómo seremos como madres, etc. Estas ideas pueden provocarnos algo de ansiedad. Una ansiedad normal y justificada dado el momento de vida que estamos atravesando. 

Sin embargo, cuando estas ideas y sentimientos se convierten en pensamientos recurrentes, cruzando la línea de lo normal,  pueden generar un estado de ansiedad generalizado que hay que atender con un especialista.  

La aparición de mayor o menor grado de ansiedad durante el embarazo, no depende de lo que haga o deje de hacer la mujer. Se trata de una afección que depende de muchos factores. Cada embarazo es diferente y cómo se viva dependerá de la propia historia infantil, las circunstancias que lo rodean, la relación de pareja si la hay, el apoyo social y familiar,  la manera en que fue concebido el bebé y otros.

Quiero dejarte algunos consejos sencillos para reducir la ansiedad durante el embarazo:

  1. Acude a tus consultas médicas y despeja tus dudas: 

Escribe tus dudas y preguntas en un papel antes de acudir a tus citas médicas, esto te ayudará a organizar la información que necesitas para que tu especialista pueda despejar tus dudas y puedas quedarte más tranquila. No caigas en la tentación de buscar la información por tí misma en internet, ya sabemos que ahí encontramos de todo. 

  1. Practica alguna actividad física suave. 

Además de ayudarte a controlar el peso, la presión arterial y llevar un embarazo más saludable, practicar una actividad física suave y recomendada para embarazadas como Yoga Prenatal o natación,  es una excelente forma de mantener a raya el estrés y  la ansiedad.  Consulta a tu médico antes de empezar.

  1. Duerme bien. 

El sueño, es un factor protector de la salud mental. Durante el embarazo, muchas mujeres cursan insomnio generado por las preocupaciones o por la incomodidad física del cuerpo gestante. Intenta sostener una buena rutina de sueño, acuéstate temprano y evita estimulantes antes de dormir como el celular, o una comida grande.  Si te es posible, realiza alguna siesta durante el día. 

4. No te aísles.

¡Estás embarazada, no enferma! Al menos que tus médicos indiquen lo contrario, puedes continuar realizando muchas actividades de tu vida cotidiana. Pon especial interés en seguir acudiendo a aquellas actividades que te hacen sentir bien y en las que puedes pasar un rato agradable con otras personas. Sal con amigas, haz un paseo, continúa asistiendo a tu clase de pintura o a tu club de lectura, no dejes de hacer lo que te gusta. Solamente tendrás que adaptarte a tu nueva situación.

5. ¡Haz tribu! Busca otras embarazadas o mamás. 

Compartir tiempo y  experiencias con otras mujeres que estén atravesando lo mismo que tú o que hayan sido madres, te ayudará a sentirte más acompañada. A resolver dudas, a tener más tema de conversación y a aliviar la ansiedad por lo desconocido. 

6. Prepárate

Busca información de calidad, y en especial, asiste a todos los cursos y talleres de preparación al parto, a la lactancia, a la llegada del bebé que encuentres. En muchas ciudades existen este tipo de cursos de forma gratuita. Asistir a ellos te ayudará a sentirte más confiada.  

Recuerda que si la sensación de ansiedad, el estado constante de preocupación y miedo se prolongan en el tiempo,  produciendo un  malestar intenso, lo recomendable es realizar una consulta con un especialista. (Recuerda: este artículo  no sustituye la evaluación y recomendación de un profesional).

Natalia Sladogna