Consulta psicológica para mamás, ¿Cuándo consultar?

Cada persona es diferente. Cada embarazo y maternidad son distintos, es por esto que los problemas que para algunas pueden parecer mínimos, para otras pueden sentirse como grandes abismos.

Tomar la decisión de consultar, no siempre es sencillo. La sociedad nos ha hecho creer que la maternidad es color de rosa, que las madres lo podemos todo solas y que estar embarazada debería ser el mejor momento de tu vida. ¡Nada más falso! Por estas falsas creencias, muchas mujeres que no se sienten bien emocionalmente, que están angustiadas o tristes o que no saben como resolver algún asunto, no se atreven a consultar a un psicólogo.   

Es común escuchar dichos como “yo estoy bien”, “eso no es para mí” o “es que yo no quiero hablar de mi pasado”. También está el temor al que dirán “¿dirán que no soy buena madre?”, “pensarán que no hago suficiente… o que me quejo mucho.”

Dichos que ocultan falsas creencias respecto de la efectividad de una consulta con un psicólogo o de lo que una madre necesita.  

La realidad es que el embarazo y la maternidad son momentos difíciles, en donde aparecen emociones encontradas y ambivalentes, resurgen miedos y heridas de la infancia. También aparecen dificultades en la pareja, la familia, la conciliación de la vida maternal o la crianza. La terapia psicológica, a diferencia de las creencias populares, no trata solamente a “los locos”. Al contrario. Es una herramienta muy eficaz para cualquier persona, porque te ayuda a pensar, a resolver problemas desde una nueva perspectiva, a escucharte y conocerte. A conectar contigo y con tu entorno desde un lugar más saludable. A cuidarte, quererte y atender tu salud mental y emocional. Y cuando eres mamá, cuidar tu salud mental y emocional es fundamental. Porque es gracias a cuidarte, que podrás cuidar y atender a tus hijos, estar disponible para ayudarlos a gestionar sus emociones, disfrutar los momentos juntos, resolver problemas con más claridad.

Las causas que pueden llevar a una mamá a buscar ayuda psicológica son muy diversas: Sentirse triste, nerviosa, estresada, deprimida o angustiada. Estar atravesando un momento difícil en la vida (una pérdida gestacional, un divorcio, un cambio de trabajo, un duelo) o en la crianza de sus hijos.  Reconocer la repetición de situaciones que incomodan (por ejemplo, darme cuenta que constantemente grito a mis hijos o me peleo con mi pareja). Sentirse sola en la difícil tarea de ser mamá y no encontrar con quien hablar.

🤰El embarazo es un momento de muchas transformaciones en la vida de una mujer. Además de los cambios físicos, la mujer se prepara emocional y psíquicamente para la llegada del hijo, lo que no siempre es fácil. Muchas embarazadas se sienten nerviosas, angustiadas o no logran disfrutar el momento que están viviendo.  Pueden aparecer temores al parto o dudas y preocupaciones en relación a la llegada del bebé. También puede ocurrir una pérdida gestacional o una situación médica inesperada que conlleve gran angustia o tristeza. Cualquiera de éstos es un buen motivo para buscar ayuda y consultar.

🤱El postparto es también un momento de gran conmoción emocional, a lo duro de haber atravesado el parto se suma el cansancio, la responsabilidad del cuidado del bebé, los ajustes en la vida cotidiana y una montaña rusa de emociones un poco liderada por las hormonas y otro mucho por la transformación que hace que una mujer se convierta en madre. Es común que surjan dudas y preocupaciones en relación al bebé y su cuidado. Temor a no ser una buena madre. Tristeza o añoranza por tiempos pasados. Sentimientos de soledad o frustración porque la maternidad no es como se esperaba.

Si bien muchas de estas emociones suelen ser normales y transitorias, es importante ponerles atención. Una consulta psicológica puede ayudarte a prevenir o salir de una depresión postparto. Puede ser una buena compañía para evitar el sentimiento de soledad, puede hacer de guía para resolver dificultades y hacerte sentir más segura con tu rol de madre. 

En una terapia, lo primero que alguien que consulta va a encontrar es la oportunidad de hablar. Hablar de lo que le pasa, de lo que piensa y siente. Hablar libremente sin prejuicios, sin ser juzgado ni valorado. Poder hablar y ser escuchada es ya una forma de empezar a buscar soluciones, caminos, para sentirse mejor, para seguir adelante.

Un psicólogo escuchará atento, escuchará incluso lo que nosotros no podemos escucharnos. Y será una compañía, un apoyo para poder encontrar aquello que estamos buscando.

En un ambiente confidencial, una psicóloga puede ayudar a las mamás y futuras mamás a resolver dificultades relacionados con la etapa perinatal, la maternidad y la crianza.  A encontrar equilibrio emocional, para solucionar los problemas, a desplegar su potencial como madre, cambiar el punto de mira de las situaciones y a sentirte bien.

Convertirse en mamá no es fácil. Pero no tiene porque sentirse como un abismo, no tienes porque aguantar las ganas de llorar, o porque atravesar las dificultades en soledad. La maternidad tiene que sentirse como un viaje en el que disfrutas del camino a pesar de los obstáculos.

👉👉¿Cuándo consultar?

  • Si te sientes triste, angustiada, frustrada o como una olla a punto de explotar la mayor parte del tiempo, consulta.
  • No estás pudiendo conectar con tu bebé, disfrutar tu embarazo o tu maternidad: consulta.
  • Te sientes abrumada, no sabes como resolver las dificultades y los problemas te agobian: consulta.  o
  • Estás todo el tiempo entrando en conflicto con tu pareja o familia: consulta.  
  • Constantemente sientes que eres una mala madre, que no haces lo suficiente, no te encuentras en la vida de mamá o tu maternidad no es como quisieras: consulta.
  • Sientes que te invade el miedo, la angustia o las preocupaciones: consulta.
  • Si no sabes cómo enfrentarte a esta nueva etapa.

No dudes en consultar un psicólogo o psicóloga. Y mejor aún si es una psicóloga perinatal. La psicología perinatal se especializa en todos los aspectos psico-afectivos relacionados con la concepción, el embarazo, parto, postparto y la crianza temprana.

❤️ Con un acompañamiento psicológico adecuado en tu maternidad, puedes lograr sentirte segura y confiada. Puedes resolver las dificultades emocionales que te impiden disfrutar y vivir más positivamente el embarazo, parto o los primeros momentos con tu bebé. Puedes despejar dudas sobre la crianza, empoderarte y vivir una la maternidad más libre, más consciente y más feliz.❤️